¿Debe pedir perdón Mariano Rajoy? La disculpa de Nick Clegg

Aunque quieras ignorar tus errores, ellos te saldrán al encuentro. Previendo esta situación (y habiendo visto las encuestas),  Nick Clegg, líder de los liberales británicos y socio de Gobierno del conservador David Cameron, ha lamentado ante su electorado no haber cumplido su promesa electoral de no subir las tasas universitarias.

A pesar de que en la prensa se ha dicho que pidió perdón, lo cierto es que no se ha disculpado de la medida, sino de la promesa electoral. En el video explica que el incumplimiento ha sido necesario y que si su partido lo prometió, fue porque no sabía la situación real de las cuentas públicas, que es lo que les ha obligado a aceptar la medida.

Su mirada y su tono de voz (en ocasiones susurrante, cariñoso y hasta tierno) insiste además en que le sabe muy mal. De hecho, el rodaje del video es un trago, como demuestra las repetidas veces que se humedece los labios fruto de la tensión. Esta hecho casi del tirón, lo que facilita la continuidad y determinadas pausas refuerzan muy bien las frases clave y le confieren una cuidada naturalidad.

De este modo, defiende su última decisión y transmite indirectamente que no podrá caer en ese mismo error otra vez, ya que desde el Gobierno sabe cómo está la situación. Sin embargo, no es esa explicación racional la que resulta más interesante, sino la faceta afectiva que busca explotar.

Más allá de las palabras

El plato fuerte del mensaje es el visual, tanto por la forma como por el fondo. Ya la elección de Youtube como fuente emisora del mensaje y no una rueda de prensa o una declaración en la sede del partido busca explotar la proximidad y evitar riesgos de preguntas indiscretas que cambien el foco. Por otra parte, la medida por la que Clegg se explica es una subida de tasas que afecta a los estudiantes, por lo que opta por un canal consumido por usuarios más jóvenes con posibilidad de viralización por las redes sociales.

La opción de grabar el mensaje en un lugar neutro sin logos ni referencias del partido pero con algo de vida (como los árboles que se ven por la ventana) limita la relación del espectador exclusivamente con Nick Clegg. Hay que tener en cuenta que su partido creció por la captación de voto crítico hacia conservadores y laboristas, y la baza de su naturalidad y cercanía fue fundamental. En un momento crítico como este, tenía que explotarla.

Sobre la duración, quizás peque por ser demasiado larga para un formato como este, pero tampoco se excede. Previendo que muchos de sus espectadores lo serán en muchos casos a través de smartphone, el encuadre parte de un plano americano y pronto pasa al primer plano corto, destacando la mirada de pena, una de las cartas claves de Clegg en este mensaje.

Vestir las penas

Sólo le vemos la camisa. Ni corbata, ni chaqueta. El objetivo es la naturalidad.

Está ligeramente despeinado y el cuello de la camisa se le abre un poco de cualquier manera. Parece más un vecino que ha pasado a disculparse por haberte dado un arañazo en el coche que el líder de uno de los partidos en el Gobierno británico.

Quizás hubiera sido mejor optar por una camisa de cuellos más corto, pero en líneas generales la factura del producto es perfectamente coherente con su intención. Haber optado por un cuello de botones habría sido demasiado informal y la introducción de cualquier elemento descentraría la atención. De hecho, no es baladí que no se le vean ni las manos.

La cara es el espejo del alma y todos sus espectadores debemos apreciar que le duele en el alma haber prometido algo que no pudo cumplir.

Acerca de AlvaroMohorte

Asesor de Comunicación con amplia experiencia en comunicación corporativa e institucional. Entre sus trabajos destaca la formación de portavoces empresariales, políticos y de entidades financieras relevantes en el ámbito de la Comunitat Valenciana.
Esta entrada fue publicada en Hablar en público, comunicación no verbal y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Debe pedir perdón Mariano Rajoy? La disculpa de Nick Clegg

  1. juliootero dijo:

    Me encanta este artículo. Aprendo sobre indumentaria y lenguaje no verbal

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s