Alberto Fabra (aún) no remata

La primera vez siempre tiene más buena voluntad que acierto. El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, se ha estrenado en su primer acto institucional del Día de la Comunitat Valenciana con un breve discurso de 12 minutos y medio (lo que siempre se agradece), pero con una oratoria demasiado litúrgica en la forma e imprecisa en el fondo. Floreada en la muleta, pero floja en el estoque.

Falta un titular de verdad, con contenido y una sola línea, un titular de periódico serio. Otros líderes de su partido sí lo hacen, llegando al incluso a pecar de titularitis, como es el caso de Esteban González Pons.

Las frases clave son de repertorio, dialécticamente mal construidas (larguísimas y compuestas) y algunas argumentalmente impropias tras cuatro años de crisis: És el moment d’obrir nous camins perquè el nostre món ha canviat”; “Si neguem els problemes no podrem resoldre’ls”; “Hem de crear una nova administració i canviar de mentalitat per a servir als verdaders interessos dels ciutadans”; “Hui ja no podem continuar fent el mateix que ahir”; La solució no és pujar els impostos, perquè on millor poden estar els diners és en mans dels ciutadans i de les empreses perquè, amb les dosis necessàries de confiança, es recupere l’activitat econòmica”, “Ací no sobra ningú, tots fem falta per a sumar esforços” y “Tenim clar el que volem i sabem com aconseguir-ho”.

Alberto Fabra tiene que descubrir quién quiere ser ante su público. Tiene madera para el papel de yerno perfecto (personaje electoralmente muy rentable), para ello debería tomar como ejemplo al primer ministro británico David Cameron, que borda ese personaje.

EL EJEMPLO

El discurso está dividido en seis tramos (marcados con otras tantas cruces de Malta en la copia maestra facilitada por Presidencia de la Generalitat) proporcionados pero huérfanos de frases contundentes y de una intencionalidad clara: no termina de ser reivindicativo ni esperanzador. En todo se queda a mitad. Además, la expresión no verbal resulta muy insegura, restando firmeza a las escasas frases clave.

Empezar con un “Autoritats, senyores i senyors” ha sido una fórmula acertada para evitar la retahíla de excelentísimos, ilustrísimos y nunca-bien-ponderados que no aportan nada y entorpecen el inicio. De todos modos, había que dejar hueco a un prólogo forzado por la actualidad, con el recuerdo al ex presidente Enrique Monsonís. Breve y correcto.

Ya en harina, el discurso institucional del 9 d’octubre suele empezar a lomos del caballo de Jaime Primero para llegar a un tema de la actualidad política. En este caso, hemos descabalgado en la reivindicación del Corredor Mediterráneo. Esta costumbre es habitual en otras comunidades, pero no lo es en el principal discurso institucional de España, el que pronuncia el Rey en Nochebuena, mucho más próximo y preciso.

La búsqueda de una legitimidad histórica para una demanda contemporánea está llevada al extremo, ya que se hace depender de esa infraestructura “nostra segona esplendor” como si la Comunitat no se hubiera levantado cabeza desde el siglo XV. Cuidado con las exaltaciones desproporcionada.

A partir de ahí, deambula sin ofrecer una buena percha a los periodistas. Podría haber dicho un “Venceremos el pulso a la crisis”, “Conquistaremos el futuro”… casi valdría cualquier cosa.

Antes de repasar la nómina de premiado y terminar la alocución, destaca la llamada a la integración de todo el electorado, coincidiendo con el mensaje central de la intervención de Mariano Rajoy en la Convención del PP en Málaga del pasado fin de semana. Se nota que es un añadido posterior a la redacción general del discurso y es el total elegido por el Gabinete de Comunicación de la propia Generalitat para ilustrar el video oficial sobre el acto.

OTROS ASPECTOS

Es un hombre muy alto y, por eso, carga de espaldas. Le pasaba lo mismo a Zapatero, pero no así a Rajoy o al Rey. La solución pasa por enderezar la espalda, estirar el cuello, evitando levantar la barbilla.

El vestuario elegido es anodino. Habría ganado prestancia y personalidad con una chaqueta mejor armada y una corbata que contrastara (por ejemplo, de color verde castellonense, como en su foto oficial) y con un nudo más pequeño, más a la moda. Pero esto es casi lo de menos.

Publicado en Valencia Plaza.

Fuente original del video: http://www.rtvv.es/va/noudoctubre/Especial-doctubre-acte-institucional_0_569343070.html

Anuncios

Acerca de AlvaroMohorte

Asesor de Comunicación con amplia experiencia en comunicación corporativa e institucional. Entre sus trabajos destaca la formación de portavoces empresariales, políticos y de entidades financieras relevantes en el ámbito de la Comunitat Valenciana.
Esta entrada fue publicada en Comunicación, discurso, Hablar en público, mensaje, oratoria, telegenia y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s