Javier Arenas: la última oportunidad de un Tenorio veterano

 

Nadie podrá acusar a Javier Arenas (@javierarenas_pp) de ser un recién llegado. Después de casi veinte años en la primera línea política, todo apunta a que las próximas elecciones autonómicas en Andalucía le abrirán las puertas del Palacio de San Telmo y cambiará por primera vez el signo político del último feudo socialista.

Javier arenas pp andalucía candidatoEl éxito tiene diversos factores achacables al desgaste del PSOE, pero no sería justo obviar la evolución del mensaje del PP en Andalucía y la imagen de su propio líder, que es lo que aquí nos interesa.

EL EJEMPLO

Del Javier Arenas un punto chulesco que vestía chaquetas de cintura estrecha en 1993 al actual hombre canoso, de tono socarrón, americana desabrochada y camisa abierta, media un abismo y el efecto demoledor de una fotografía: El presidente del PP andaluz, hecho un pincel, sentado en una butaca leyendo el periódico mientras un limpiabotas le pone arrodillado betún en los mocasines.

javier arenas pp limpiabotasSuperar esa cogida le ha costado múltiples derrotas electorales. No en vano, será el último de los barones de su partido en conquistar su plaza, aunque cada vez haya ido arañando mejores resultados para el PP andaluz (después de dejar la presidencia en 1999, para recuperarla en 2004). Analizarle hoy es analizar a un diputado eficiente y un mitinero efectivo.

EL DISCURSO

Su truco más habitual es el juego de las parejas, especialmente para enfrentar el planteamiento de su oponente con el suyo (pasado / presente, humillar / ganar a la crisis). También enfatiza de un modo muy adecuado con el uso de las pausas, que cuadra bien con su acento y su tono de voz, limpio y cálido.

Destaca también por el dominio de la teatralidad. La declamación de algunas de las frases clave tiene un punto excesivamente donjuanesco, pero consigue no hacerlas desentonar con el resto del discurso.

NO VERBAL

Uno de sus gestos más personales es el arqueo de la ceja izquierda para enfatizar conceptos y la caída de ojos para favorecer las pausas y animar al aplauso. Evita mover las manos, con los que no distrae. Muy puntualmente refuerza con la mano,  consiguiendo un efecto multiplicador muy útil.

El cabello canoso y sin engominar transmite una madurez que le hermana con uno de los andaluces mejor valorados por sus paisanos, Felipe González. Paradojas de la vida.

Anuncios

Acerca de AlvaroMohorte

Asesor de Comunicación con amplia experiencia en comunicación corporativa e institucional. Entre sus trabajos destaca la formación de portavoces empresariales, políticos y de entidades financieras relevantes en el ámbito de la Comunitat Valenciana.
Esta entrada fue publicada en Comunicación, comunicación no verbal, discurso, Hablar en público, mensaje, oratoria, telegenia y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s