El retorno del Rey Juan Carlos… con poeta como excusa

Caballero bonald el rey y la reina

La reaparición del Rey Juan Carlos tras su convalecencia lo tiene todo desde el punto de vista de comunicación… o al menos lo intenta. Después de unas semanas de silencio, la agencia EFE y TVE han sido los únicos medios autorizados para dar cuenta del  encuentro del monarca con nuevo premio Cervantes, José Manuel Caballero Bonald.

En ese ambiente de comedor de los abuelos que tiene la antesala del despacho del Rey (de familia bien, ojo), nada está dejado al azar, como tampoco lo está la zona de trabajo. Al menos, cuando entran las cámaras.

La excusa elegida para la reaparición tiene una doble vertiente. Para quien no conozca al poeta, en la imagen se ve a un señor mayor (sabiduría, experiencia, respetabilidad) al que le han dado un premio por toda su carrera (mérito, valía, talento) que sonríe y saluda con respeto al Rey (respeto, apoyo, respaldo).

El poeta bendice al Rey

Para quien lo conozca, José Manuel Caballero Bonald es un poeta muy prestigioso, de tradición republicana, que vivió y sufrió el franquismo. Con su presencia junto al Rey, legitima el soberano desde los valores que como intelectual representa. Los mismos valores que comparten buena parte de los críticos tradicionales a la Corona.

rey cervantes caballero bonald

La confrontación monarquía y república se potencia con el retrato que corona la chimenea: Alfonso XIII con casco y uniforme militar; y la foto de Don Juan de Borbón abrazado por su hijo, situado en la repisa. Caballero Bonald, nacido en 1926, sirve de nexo entre el rey rendido en 1931 y el monarca actual, reforzando la continuidad monárquica y encarnando un perdón de los pecados a la Corona por parte del pueblo español.

El Rey echa mano de un recurso habitual en sus apariciones públicas, la llamada “campechanía”. La broma sobre el estado de salud (“está mejor que yo”), su promesa de que “dentro de poco estaré dando guerra otra vez” y otros detalles no verbales como la sonrisa abierta, marca de la casa…

Olvidar a Corinna

La aparición de la Reina Sofía no es gratuita. Al margen de equilibrar la presencia de la mujer de Caballero Bonald, Josefa Ramis, también ejerce como la ‘portavoz de cultura’ de la Casa Real y, actualmente, el miembro que menos críticas recibe. De hecho, el escándalo de Corinna zu Sayn-Wittgenstein le ha dado un punto de mujer ofendida pero discreta (“profesional”, según el argot de los realistas), que perdona o aguanta a su marido.

rey reina, cervantes caballero bonald

La Casa Real lleva tiempo explotando esta característica, aprovechando experiencias anteriores de esposas en trances similares, como Hillary Clinton. Al final, los ejemplos demuestran que el marido de una mujer infiel carga con un cierto reproche público (el machismo imperante se nota en esas cosas), mientras que la esposa de un hombre ‘liberal’ suele contar con una aureola de víctima que siempre cuenta a su favor (fruto también del machismo).

Un escenario con mar de fondo

A pesar de lo cuidado que está el decorado (basta mirar cómo está dispuesto el juego de ceniceros y pitillera de la mesa, digno de un afectado por un trastorno obsesivo compulsivo, TOP), satura un poco el exceso de barcos de plata y referencias náuticas. A nadie se le escapa que este coleccionismo debe ser una auténtica pasión para el depositario de la Corona, pero distrae la atención.

Inquietante es la pintura, casi un mural, que se encuentra al fondo de muchas fotos oficiales en ese lugar. El atleta cósmico de Salvador Dalí tiene su historia e, indudablemente, es uno de los favoritos del monarca, pero visualmente no deja de darle un punto tétrico que nada beneficia al conjunto.

Despacho

Anuncios

Acerca de AlvaroMohorte

Asesor de Comunicación con amplia experiencia en comunicación corporativa e institucional. Entre sus trabajos destaca la formación de portavoces empresariales, políticos y de entidades financieras relevantes en el ámbito de la Comunitat Valenciana.
Esta entrada fue publicada en comunicación no verbal y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s