Por qué todos los políticos son iguales… sobre todo cuando hablan en público

la+informacion+FERRAN

Un mismo patrón para distintos clientes es una mala idea. La reciente polémica por la contratación de un entrenador de ‘liderazgo’ por parte del presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra,  ha hecho protagonista a este político de distintas críticas (por cargarlo a los presupuesto de su Administración) y no pocas mofas (por necesitarlo, como la que le lanzó el director de El mundo, Pedro J. Ramirez).

Captura de pantalla 2013-06-04 a la(s) 07.51.00Sin embargo, no es el primer responsable público en España que solicita estos servicios, aunque no todos se puede decir que se hayan beneficiado de ellos. El riesgo de la estandarización de las sesiones de liderazgo, que en muchas ocasiones se limitan a algunas pistas de oratoria y un cierto porcentaje de técnicas de motivación, han causado considerables daños en la actuación de muchas personas que tienen que hablar en público.

Hablar a saltitos, con pausas absurdas entre partes de una misma frase; utilizar hasta la extenuación identicas técnicas como la repetición de términos y estructuras gramaticales para enfatizar o recurrir a la sobreactuación para ganar vehemencia son trucos habituales que, de tan usados (mal usados, la mayor parte de las veces) generan una distancia entre el político y su público que impide que el mensaje sea recibido asimilado y, si es posible, persuada.

Utilizar el mismo menú para todos puede llevar a episodios como el del concurso de Miss Daegu (Corea del Sur) en el que todas las candidatas habían terminado por ser idénticas tras los ‘retoques’ que el fotógrafo había aplicado a las imágenes para que estuvieran guapas (igual de guapas, se podría decir literalmente).

Casos de esta estandarización, por encima de tendencias, partidos o dignidades institucionales: Del Rey abajo, ninguno. Hay muchos ejemplos y ahí van unos cuantos:

Captura de pantalla 2013-06-04 a la(s) 08.32.57Captura de pantalla 2013-06-04 a la(s) 08.33.13Captura de pantalla 2013-06-04 a la(s) 08.33.51

Son los formadores los que tienen que currarse que sean mejores oradores, pero sin dejar de ser ellos mismo. ¿Fácil? En absoluto. Pero ahí está la gracia.

Anuncios

Acerca de AlvaroMohorte

Asesor de Comunicación con amplia experiencia en comunicación corporativa e institucional. Entre sus trabajos destaca la formación de portavoces empresariales, políticos y de entidades financieras relevantes en el ámbito de la Comunitat Valenciana.
Esta entrada fue publicada en oratoria y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s