Políticos a destajo: A falta de pan, buenas son rotondas, bares, decathloes, maquetas…

Sin tetas, no hay paraíso, del mismo modo que, sin inaugurar, hay quien no sabe hacer política. En un tiempo en el que las administraciones están hurgando hasta debajo de las piedras para sacar el dinero que pague la nómina de sus empleados a fin de mes, las inauguraciones que llenaban las agendas políticas cinco años atrás son hoy una excepción que se deben esprimir al máximo.

ping-pong--647x350

Inauguración de una tienda de la cadena deportiva Decathlon en Valencia

Es por esto que cualquier cosa vale para poder meterse en la foto, sacar la mejor sonrisa y vender las virtudes de la gestión municipal, provincial o autonómica por el “indudable efecto que esta intervención/apertura/derribo tendrá para el bienestar de los ciudadanos, la generación de empleo y la recuperación de nuestra economía”… y tal.

529062

Presentación de la maqueta del Nuevo Mestalla, hoy paralizado

Que la inauguración en un pueblo de Granada de una rotonda junte para la foto a 14 representantes públicos, además de ser cómico es una demostración de la sed de notoriedad que arrastran nuestros políticos por aquello de “vender gestión de la buena” (y no solo recortes y ajustes de los chungos).

Sin embargo, no deja de tener una justificación frente a otras experiencia. De hecho, la rotonda está ahí y la han pagado las instituciones que se ponen en esta inesperada picota. Lo mejor es cuando las inauguraciones son de cosas que los propios políticos no han pagado y, simplemente, se han apuntado a la cortes invitación de los promotores del proyecto, que (encima) se quedan fuera de la foto.

1320778748_549626_1320778879_noticia_normal

Presentación de las tres torres de la Ciudad de las Artes y las Ciencias

En el caso de la Comunitat Valenciana, tenemos ejemplos de esta situación a calderadas en los últimos años. Así podemos apuntar la inauguración de una tienda Decathlon en Valencia que reunió a más altos cargos que una visita del Rey, la espectacular presentación de la maqueta de un estado de fútbol (cuya obra lleva paralizada años) o de tres torres de Calatrava que nunca llegaron a construirse. Y tan ricamente.

Lo curioso es que ya tenemos la retina acostumbrada a justificar tantos fastos hueco a golpe de luces y cintas que quien se acabó llevando la del pulpo (incluso desde su partido) fue el alcalde del municipio de Manises que, el pobre hombre, no tuvo mejor idea que inaugurar oficialmente el bar de un señor del pueblo, que también dará sus alegría a la población. O todos moros o todos cristianos.

Alcalde del municipio valenciano de Manises, inaugurando un bar

Alcalde del municipio valenciano de Manises, inaugurando un bar

Anuncios

Acerca de AlvaroMohorte

Asesor de Comunicación con amplia experiencia en comunicación corporativa e institucional. Entre sus trabajos destaca la formación de portavoces empresariales, políticos y de entidades financieras relevantes en el ámbito de la Comunitat Valenciana.
Esta entrada fue publicada en Comunicación y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s