La comunicación no verbal de José María Aznar en Antena 3: Entre la esencia y la caricatura

La comunicación no verbal de Aznar en Antena 3La entrevista del expresidente del Gobierno, José María Aznar, está dando mucho de sí y todos nos vamos a hartar de leer y escuchar interpretaciones de lo más diversas sobre los puyazos a Rajoy, su posible vuelta a la política, su idea de la lealtad, sus rencores y sus afectos. Sin embargo, este post no va de eso. Lo siento.

Aznar ha vuelto a sentarse ante las cámaras para ser sometido a una entrevista y hemos podido ver como conserva ciertos tics, como los gallos al hablar y la contorsión física; ha corregido otros y mantiene una actitud de seguridad que para unos transmite firmeza y liderazgo, mientras que para otros no es más que altivez y soberbia. Cada político tiene su público y cada público ve lo que quiere.

Sin embargo, el expresidente ha dada un buen repertorio de trucos de oratoria y algunos deslicen de su comunicación no verbal que dan para unas cuantas líneas, antes de que cualquier lector se vuelva a “las cosas serias” de este hombre que algunos creían retirado de la política sólo por haber dejado de salir en la televisión y ya no mantener una agenda pública.

Manos

Todo bajo control

En un primer vistazo, se puede ver como Aznar ha optado por un vestuario discreto de colores oscuros. Apropiado para el marco, pero con defectos reseñables como la corbata mal ajustada o la chaqueta cargada en la espalda, especialmente apreciable en los primeros encuadres. Además, la distribución de los entrevistadores le obliga a mantener le cuello torcido y una actitud un poco forzada.

Esta postura, al igual que el ceño fruncido, la sonrisa nerviosa, el hecho de rehuir la mirada de la entrevistadora Gloria Lomana y lamerse y apretar los labios evidencia una incomodidad que desaparece al responder a Francisco Marhuenda, director de un medio afín como La razón (minutos 9:10 del primer video).

Captura de pantalla 2013-05-21 a la(s) 23.38.21

Las manos juegan un papel fundamental en la oratoria de Aznar. Las utiliza para ‘amasar y moldear’ sus palabras con el objeto de enfatizar y facilitar su propia exposición; reforzar las enumeraciones, llevando la cuenta de los argumentos con los dedos (minuto 3:15 del segundo video) y  estableciendo una línea de defensa, cuando las junta.

La utilización del cuerpo para enfatizar llega a su punto máximo cuando se inclinar en dos ocasiones, una de ellas para embestir a Mariano Rajoy al asegurar que los españoles no esperan del Gobierno una “lánguida resignación duradera (minuto 6:45 del segundo video).

El resurgir del personaje

Del tono de voz hay que advertir, sobre todo al principio, el recitado de las respuestas fundamentales, para las que el expresidente (como buen opositor a inspector de Hacienda) se ve que ha memorizado los titulares que quería dar y los argumentos por los que quería que discurrieran. Esto produce una distancia que, unida a su mirada esquiva, resta naturalidad y dificulta la empatía de los espectadores.

TeatralidadSobre la tos del minuto 8:20 del tercer video (que no se cubre con la mano e intenta contener), hay que reconocer que es el resultado de no beber agua en varias ocasiones que lo intenta y cambiar de decisión para responder a las preguntas. Aznar controla el género de la entrevista, pero la sequedad en la boca es una manifestación de nerviosismo, fruto de la falta ya de práctica.

Hay que destacar también su habilidad para esquivar la respuesta directa a las preguntas directas y su capacidad de tirar balones fuera al desviar la atención en temas como los sobre de Bárcenas (“los únicos sobres que yo he visto son los de los fondos reservados que encontré el día que llegué a La Moncloa”) o la exposición de una tercera alternativa en respuesta de sí o no, como cuando le preguntan sobre si el PP está siendo chantajeado y él responde eso de que “no creo que el PP esté en situación de ser chantajeado”).

En resumen, Aznar expone de forma más concisa que en el pasado, pero sigue pecando de una teatralidad excesiva que le lleva a adoptar gestos exagerados que desmerecen la exposición de los argumentos y en el pasado le han hecho blanco de caricaturas e imitaciones. Un Aznar tan Aznar como siempre.

Captura de pantalla 2013-05-21 a la(s) 23.51.56

Anuncios

Acerca de AlvaroMohorte

Asesor de Comunicación con amplia experiencia en comunicación corporativa e institucional. Entre sus trabajos destaca la formación de portavoces empresariales, políticos y de entidades financieras relevantes en el ámbito de la Comunitat Valenciana.
Esta entrada fue publicada en comunicación no verbal y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s