Esteban González Pons (PP), el hombre que se amaba demasiado

Tan malo es pasarse como no llegar. El cabeza de lista del PP por Valencia, Esteban González Pons tiene a gala ser el vicesecretario de Comunicación de su partido y ha pasado años haciendo méritos para conseguirlo.

El problema ha llegado cuando el personaje ha devorado al político. Se gusta demasiado en el papel de orador ocurrente y se le nota. Si recuperara la naturalidad que se ha dejado en el camino, sería uno de los grandes profesionales de la oratoria española.

EL EJEMPLO

La aliteración es una de las herramientas favoritas de Esteban González Pons y en esta muestra se hincha a utilizarla: “Esta vez, ganar no es una opción del PP. Esta vez, ganar es una obligación del PP” o “ellos quieren ocultar el problema, nosotros no ocultamos en programa”.Queda bien para remarcar un determinado aspecto, pero su abuso resta naturalidad y demuestra que el discurso está demasiado cocinado.

oratoria gonzalez pons  PPSin embargo, hace muy bien cuando apoya sus argumentos con enumeraciones de sólo dos conceptos (“que voten con libertad y sin miedo” o “un programa claro y directo). Trabaja bien las ocurrencias cuando llama a que “pongamos los votos a trabajar” o “los que quieran que en España se cree empleo, no dejen sus votos en el paro”, pero la insistencia de estos juegos puede dar un tufillo a demagogia que genere rechazo entre los indecisos.

Vocaliza muy bien, aunque esculpe las frases en exceso, buscando el titular del periódico siguiente hasta el paroxismo. En todo caso es un hombre que controla los clásicos de la oratoria. Lo demuestra al decir eso de “Rubalcaba da miedo al miedo”. No es una afirmación gratuita, ya que se refiere a la mítica frase de Franklin D. Roosevelt: “no debéis temer más que al propio miedo”. Lamentablemente, no es habitual que un político sea tan leído.

Refuerza muy bien el mensaje con los gestos, bien enfatizando la cifra de cinco millones de parados extendiendo la mano, bien moldeando el mensaje como si fuera un alfarero, literalmente.

OTROS ASPECTOS

oratoria Pérez-Fenoll-y-Gonzalez-Pons-en-TeuladaEsteban González Pons presume de haberse moldeado un estilo propio, incluso en el vestir. No en vano, su último libro de meditaciones políticas, personales y vitales lo ha titulado ‘Camisa blanca’, prenda fetiche con la que aparece normalmente en público (concretamente con una de cuello de botones, abierta más de lo habitual para disimular el grosor del cuello).

Sobre el acto del que está sacado este video (mitin central en Valencia, celebrado el pasado domingo), hay que advertir cómo se evidencia uno de los riesgos de tener un fondo enfocado en cámara (el PSOE, por ejemplo, lo suele desenfocar). Aunque tener un grupo de jóvenes detrás transmite valores positivos, lo cierto es que los jóvenes también se aburren cuando llevan unas horas de mitin.

Los gestos demasiado serios, la persistente legaña en el ojo de una de las chicas o la alegría de quien se descubre en la pantalla gigante demuestran que cuanto más gente hay, más cosas desconcentran la atención del espectador.

Anuncios

Acerca de AlvaroMohorte

Asesor de Comunicación con amplia experiencia en comunicación corporativa e institucional. Entre sus trabajos destaca la formación de portavoces empresariales, políticos y de entidades financieras relevantes en el ámbito de la Comunitat Valenciana.
Esta entrada fue publicada en Comunicación, discurso, Hablar en público, mensaje, oratoria, telegenia y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s